¿Por qué utilizar compresas de usar y no tirar?

¿Por qué compresas de usar y no tirar?

– Quizá la razón que más peso tenga es la ecológica, manejar cifras sobre la cantidad de compresas desechables que podemos generar a lo largo de nuestra vida fértil es complicado, cada una somos diferentes y tenemos necesidades diferentes pero podemos calcular tranquilamente entre 3500 y 5000. La producción de esas compresas y tampones súper absorbentes y blanqueadas es contaminante, pero además, una vez generado el desecho, tardará en biodegradarse muchísimos años, todo esto sólo por unas horas de uso.

– Por economía, la inversión inicial de las compresas de tela es mayor, pero durarán muchos años y, a la larga, compensa.

– Por salud, las compresas y tampones están blanqueadas con cloro que absorben nuestros cuerpos al usarlas, además de perfumes, plásticos, rayón, etc. En el caso de las compresas Baobab, tu cuerpo siempre está en contacto con algodón orgánico (algodón que ha sido cultivado sin pesticidas ni agroquímicos), en la capa superior terciopelo de algodón orgánico y las capas absorbentes también de algodón orgánico. Existen también opciones desechables respetuosas con tu cuerpo y con el medio ambiente, que utilizan fibras naturales y en algunos casos ecológicas como pasta de maíz bio, y plásticos con certificaciones y además, biodegradables.

– Por confort, usar una compresa de tela es muuucho más confortable y agradable, la absorción es muy eficaz también, las compresas desechables son finísimas y absorben mucho, pero las compresa de tela tienen también una buenísima absorción (si bien es algo más lenta).

-Por conexión con nuestro cuerpo, puede que lo que menos te apetezca de usar las compresas es que tienes que lavarlas, ¡claro!, pero eso también forma parte de nuestra feminidad, sí, hay que tocar la sangre, verla, lavarla, nuestra sangre, esa que nos repiten hasta la saciedad en la publicidad que hay que esconder, no sentir, no vivir…, para que no se vea, no se note, no huela (¡¡¡que les ponen perfume a las compresas!!!), no esté en definitiva, pero es que está EXISTE, es necesaria y es sobre todo, PODEROSA, estamos anulando el poder que tenemos como mujeres, el poder de alumbrar, de crear, nuestro poder cíclico. Recuperar la consciencia sobre nuestro cuerpo es nuestra responsabilidad necesaria. Usar compresas de tela ayuda a mantenerte más conectada con tu cuerpo, al igual que utilizar otros sistemas como la copa menstrual.

El lavado no es complicado, y tienes múltiples maneras de hacerlo, puedes hacerlo a mano, o dejarlas en remojo hasta que las laves (este agua si no lleva jabón puedes usarlo para ¡¡regar las plantas!!) teniendo la precaución de cambiar el agua todos los días, si no se descompondrá; o lavarlas todas juntas en la lavadora al final del ciclo.., lo más importante es que no haya restos de jabón (puedes hacer un aclarado extra), y no usar suavizante. Es cierto que implica más trabajo que tirarlas, pero además de ser un acto de responsabilidad y consciencia contigo como mujer y con el medio ambiente, cuando te acostumbras a usar y no tirar, generas una sensación placentera y satisfactoria.

Por último diré que usar compresas de tela no es excluyente, puedes usar diferentes sistemas respetuosos durante tus reglas, que se adapten a tu momento personal y vital.

Gracias por llegar hasta aquí, si tienes algo que contarme estaré encantada de hablar contigo 🙂

 

 

Leticia del Olmo
Leticia del Olmo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.