Tejidos certificados, ¿qué son y por qué elegirlos?

Cada vez resulta más común (afortunadamente) oír hablar de tejidos orgánicos o tejidos bio, poco a poco se van abriendo camino debido a la demanda y a la concienciación de la toxicidad de las prendas que no utilizan tejidos certificados, y al cultivo de las fibras que las componen. Cada vez más agricultores buscan métodos tradicionales y ecológicos para sus cultivos, y no sólo de fibras textiles, sino también de alimentación.

Utilizo, en su mayoría, tejidos certificados en telas que están en contacto directo con la piel, porque era lo que yo busqué para mi bebé y no podía hacerlo de otra manera con vuestros bebés, pero ¿porqué elegí telas ecológicas?, huía además de tejidos sintéticos y forros polares, (aunque mi experiencia me ha hecho entender que no todos los bebés toleran bien la humedad de los pañales, y hay algunos que necesitan de forritos que minimicen esa sensación), la sostenibilidad no está solo en el hecho de reutilizar, así que fui investigando sobre tejidos, y acabé buscando pañales que tuviesen absorbentes de materiales naturales certificados (cuando pañaleabamos todavía no hacía pañales de tela, cosas de la vida 😉 ) y luego, al emprender comencé a buscar telas, de algodón orgánico, cáñamo y en menor medida bambú, ésas fueron mis razones:

– El algodón orgánico es un tejido certificado fabricado con algodón cultivado sin agroquímicos, y respetuoso en su fabricación, además no ha sido blanqueado con coloro, por lo que la exposición a dioxinas es menor, si bien, en el algodón tradicional, éstas van desapareciendo con los lavados, éste es un cultivo bastante duro con la naturaleza y con las personas que intervienen en la cadena de producción.

– El cáñamo es una planta de crecimiento rápido que no necesita grandes cuidados, es por ello bastante respetuoso con el medio ambiente, su transformación en tejido se hace de manera mecánica, en un proceso similar al del algodón o el lino.

– El bambú, es un tejido relativamente moderno, al que se le ha colgado la etiqueta de ecológico, pero no es del todo cierto. Es verdad que el bambú es una planta de crecimiento muy rápido que precisa de pocos cuidados en su cultivo, pero el problema está en la transformación en fibra para crear el tejido, esta transformación se puede hacer de dos maneras: mecánica (similar al algodón o al cáñamo) o química, el procedimiento mecánico es bastante caro, por lo que la tela resultaría muy costosa, el procedimiento químico es el más empleado y no resulta muy ecológico, se utilizan gran cantidad de residuos químicos contaminantes para fabricarla.

– El forro polar se obtiene en gran parte de plástico reciclado, me parece muy interesante que este tipo de tejidos lleven un control, y por lo tanto un certificado que garantice que no lleva sustancias nocivas.

¿Qué tejido utilizar entonces?, todos aquellos que lleven un certificado están ofreciendo unas ciertas garantías, dependiendo del certificado, tienen más o menos exigencias que cumplir. El algodón y cáñamo pueden llevar certificado ecológico (GOTS, es el más exigente) u Oko Tex, y bambú y forro polar un certificado de textiles de confianza o similar, que garantiza un menor impacto.

Las sustancias de los tejidos, pegados a nuestros cuerpos durante todo el día, son absorbidas por la piel, y más todavía en zonas mucho más porosas y sensibles como los genitales; es importante el tejido y lo que éste pueda llevar (y esto sin pensar en las condiciones humanas de las personas que participan del proceso de cultivo y elaboración, que es muy importante), pero también la manera en que lo lavamos, para que no adquiera más tóxicos que nuestra piel pueda absorber.

Poco a poco voy sustituyendo el algodón convencional que tengo, que lo uso sobre todo para los exteriores, por algodón orgánico y aunque os puedo asegurar, no es una tarea fácil, en un futuro confío en conseguirlo 🙂

Espero que os haya resultado útil, y si tenéis alguna duda ya sabéis que estoy a golpe de ratón.

 

Leticia del Olmo
Leticia del Olmo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.